Hoy la Audiencia Nacional de Navarra ha hecho pública la sentencia de #LaManada, que ha condenado a los agresores a nueve años de prisión por abuso sexual. Desde Irídia queremos mostrar nuestro rechazo y expresar que se trata de una clara vulneración de los Derechos Humanos. Esta sentencia confirma y evidencia, una vez más, que la justicia patriarcal sigue atravesada por el machismo y da cobertura y desconsidera las violencias machistas. Así, nos encontramos frente a una expresión más de la violencia institucional del sistema judicial.

La sentencia, que rebaja a abuso una violación en grupo, emite un mensaje claro de impunidad a la sociedad. Se trata de una sentencia contra todas las mujeres puesto que banaliza la violencia sexual y nos dice qué valen nuestros cuerpos. Además, consideramos que la sentencia de la manada da un mensaje claro a los agresores de impunidad y legitimidad.

Según el Código Penal, el abuso sexual es el acto que atenta contra la libertad sexual “sin violencia ni intimidación”. La resolución no tiene en cuenta la intimidación que se da en la situación que los mismos hechos probados de la sentencia describen:  “Al encontrarse en esta situación, en el lugar recóndito y angosto descrito, con una sola salida, rodeada por cinco varones, de edades muy superiores y fuerte complexión, conseguida conforme a lo pretendido y deseado por los procesados y querida por estos , “ la denunciante” se sintió impresionada y sin capacidad de reacción. En ese momento notó como le desabrochaban la riñonera que la llevaba cruzada, como le quitaban el sujetador sin tirantes abriendo un clip y le desabrochaban el jersey que tenía atado a la cintura ; desde lo que experimentó la sensación de angustia, incrementada cuando uno de los procesados acercó la mandíbula de la denunciante para que le hiciera una felación y en esa situación, notó como otro de los procesados le cogía de la cadera y le bajaba los leggins y el tanga”. Al contrario del que se consigue con esta resolución, el sistema penal debería de ser el encargado de promover la idea de que no hay violencia sexual sin que exista violencia o intimidación. Esta era una oportunidad de generar un procedente de una sentencia ejemplar que contribuyera a una mejor protección de las mujeres víctimas de agresiones sexuales. Por contra, se ha vulnerado su derecho al acceso a una justicia digna.

Es por esto que mostramos nuestro rechazo, nos sumamos a todas las convocatorias de movilizaciones y analizaremos la sentencia en profundidad.

 

Pin It on Pinterest