La Comisión Parlamentaria sobre el Modelo Policial es una oportunidad única porque los mecanismos de control se adecuen a los estándares internacionales de derechos humanos -Irídia La Comisión Parlamentaria sobre el Modelo Policial es una oportunidad única porque los mecanismos de control se adecuen a los estándares internacionales de derechos humanos

La Comisión Parlamentaria sobre el Modelo Policial es una oportunidad única porque los mecanismos de control se adecuen a los estándares internacionales de derechos humanos

Amnistía Internacional Cataluña y IRÍDIA piden la creación de un mecanismo independiente para poner fin a los casos de impunidad policial

Barcelona, 26 de noviembre de 2021.- Amnistía Internacional Cataluña y *IRÍDIA – Centro por la Defensa de los Derechos Humanos han celebrado hoy el inicio de la primera sesión de trabajo de la Comisión de Estudio sobre el Modelo Policial. Ambas entidades han valorado este hecho como una gran oportunidad para adecuar los mecanismos de control y rendición de cuentas policiales a los más altos estándares internacionales en materia de derechos humanos.

Las dos organizaciones han impulsado y contribuido a la creación de esta comisión parlamentaria y esperan que su trabajo y sus conclusiones se enmarquen en un debate constructivo, que se sitúe a la altura de los objetivos establecidos y las exigencias de la ciudadanía. En este sentido es imprescindible que, de acuerdo con el marco temporal de un año, establecido por el Parlamento de Cataluña, la comisión actúe con diligencia, concreción y voluntad de consenso para lograr unos acuerdos específicos que lleven a la implementación de las medidas adoptadas con la mayor prontitud posible.

Tan Amnistía Internacional como Irídia comparecerán en calidad de expertas, junto con varias decenas de entidades, organizaciones y personas expertas. Entre estas destacan algunas propuestas que las entidades elevaron a los grupos parlamentarios, como son las de Stop Balas de Goma, la abogada penalista Laia Serra o la organización británica Omega Research Foundation, dedicada a realizar investigaciones sobre la fabricación, el comercio y el uso de tecnologías de seguridad y su relación con las violaciones de derechos humanos.

También destacan las intervenciones dedicadas a relatar las experiencias de éxito de mecanismos de control independiente a diferentes países del mundo. En este sentido, a propuesta de AIC y Irídia se han aprobado las comparecencias de Thomas Probert, de la Universidad de Pretoria, quien acompañó la creación del Independient Police Oversight Authority a Kènia; Michael Lockwood, director general del Independient Office for Police Conduct en el Reino Unido, y Hamish Campell, comisario adjunto del Independient Commission of Investigations, de Jamaica.

En la actualidad, las denuncias contra agentes policiales encuentran muchos obstáculos para identificar, sancionar y corregir las actuaciones indebidas y abusivas contrarios en los estándares internacionales de derechos humanos. Por esta razón, los mecanismos de control, internos y externos, se tienen que dotar de más medianos, de independencia, de nuevos procedimientos legales y disciplinarios y de una mayor transparencia, para prevenir, investigar y sancionar las posibles actuaciones indebidas y abusivas, y así acabar con la impunidad, la arbitrariedad y, a la larga, la pérdida de confianza por parte de la ciudadanía.

«A Irídia, de los 60 casos que llevábamos al 2020, solo en tres ocasiones, los Mossos d’Esquadra identificaron al autor de los hechos. En el resto, lo hemos hecho como organización o lo ha hecho la sociedad, o no lo ha hecho nadie y esto quiere decir que el caso acaba archivado y con el final de la investigación. En otros casos nos hemos encontrado que los superiores jerárquicos, a pesar de ver la cara perfectamente del agente bajo su cargo, no lo identifican y/o justifican la actuación. En otros muchos casos vemos como nunca se inicia la investigación. Por lo tanto, entendemos que no está funcionando el actual sistema, se tiene que cambiar y esperamos que esta sea la comisión que lo permita», ha explicado Anaïs Franqueza, co-directora de Irídia, en declaraciones a los medios antes del inicio de la primera sesión de trabajo de la comisión.

La creación de un mecanismo independiente de investigación puede contribuir en unas investigaciones más exhaustivas, imparciales e inmediatas de las posibles vulneraciones de derechos humanos cometidas por agentes policiales. Estos mecanismos de control externo ya funcionan en otros policías de nuestro entorno como Bélgica, el Reino Unido, Irlanda o Noruega. El mismo Consejo de Europa recomienda la creación.

«La sociedad civil el que promovemos y recomendamos es la creación de un órgano independiente con capacidad de investigar denuncias contra agentes policiales porque consideramos que contribuye en la lucha contra la impunidad y la confianza de la ciudadanía hacia la institución. Hace falta rendición de cuentas y hace falta mayor transparencia del cuerpo policial», ha declarado Eduard Martínez, responsable de relaciones institucionales de Amnistía Internacional Cataluña.

«Se tiene que garantizar que sea un órgano creado por ley y se tiene que garantizar que tenga capacidades para investigar de oficio y para acceder a toda la información porque la investigación sea independiente, exhaustiva e imparcial», ha añadido Martínez.